La realidad aumentada suma calidad a la experiencia turística

Como comentábamos hace unos años, la realidad aumentada es el término que se usa para definir una visión a través de un dispositivo tecnológico, directa o indirecta, de un entorno físico del mundo real, cuyos elementos se combinan con elementos virtuales para la creación de una realidad mixta en tiempo real. Consiste en un conjunto de dispositivos que añaden información virtual a la información física ya existente, es decir, añadir una parte sintética virtual a lo real.
Esta tecnología se ha erigido como un instrumento clave para desarrollar proyectos pioneros, que permiten mejorar integralmente la experiencia turística, por ejemplo al visitar un museo o un monumento histórico.
La realidad aumentada supone un salto cualitativo en la experiencia de los turistas y está ligada también al auge de los llamados destinos turísticos inteligentes, en los que los visitantes reciben información en los dispositivos móviles sobre las calles por donde pasean e incluso les permite personalizar determinados servicios. Los expertos comentan que la realidad aumentada pone especial énfasis en el conocido edutaintment, la mezcla de educación y entretenimiento (education y entertainment en inglés), puesto que la tecnología permite al turista obtener más información de una manera entretenida y divertida.
Actualmente cada vez más destinos y atractivos turísticos incorporan esta tecnología, obteniendo gran aceptación y reconocimiento por parte de los turistas. Algunos ejemplos son: Castilla y León (España) lo aplicaron para su stand de Fitur 2015  o el museo Louvre, de París.

0

SHARE THIS