Tendencias: el futuro es el turismo colaborativo

El intercambio tiene tradición: antes de la moneda, la gente intercambiaba mercancías. Hoy, esta economía colaborativa ha vuelto a prosperar. El intercambio de cosas ahorra dinero, protege el medio ambiente y conecta a personas de diferentes edades. Para encontrar una oferta apropiada, los consumidores simplemente tienen que apretar una tecla para acceder a portales en internet que están operativos las 24 horas del día.

En el nicho de mercado que apuesta a esta alternativa se encuentran personas menores de 30 años. En lo que respecta al turismo, los contactos para un viaje son los más populares y lucrativos, ya que ambas partes sacan provecho: el compañero de viaje viaja más barato que en tren o autobús, y el dueño del vehículo gana un poco de dinero y no tiene que viajar solo.

Empresas como “Roland Berger” pronostican que el mercado mundial de vehículos compartidos podría crecer un 35 por ciento por año hasta 2020. Por consiguiente, prestamistas potenciales se deberían informar sobre las responsabilidades inherentes en su compañía de seguros. Y los clientes, por su parte, deberían revisar la seguridad del coche antes de comenzar el viaje. La Federación Alemana de Sindicatos tiene sus reparos. A su juicio, principalmente los intermediarios son los que ganan por medio de la economía colaborativa. Por esto, el DGB exige protección contra el despido, un salario mínimo y reglas de protección y jornada laboral en ofertas en línea.

En el sector turístico, no hay organismo que conozca el peso real del turismo colaborativo, más allá de los datos de crecimiento de las distintas plataformas. Además, existe un vacío legal ya que esta modalidad de viaje no está regulada. Los modelos de negocio deberían considerar analizar y y tener en cuenta el comportamiento del mercado ante el auge de esta nueva modalidad.

Fuentes: DW , El Diario

0

SHARE THIS